YOGA DETOX

Serie de YOGA DETOX. Les compartimos aquí una nueva serie de clases cortas de Yoga. El objetivo de ésta serie es, a través de pequeñas prácticas basadas en el Yin Yoga, darnos un pequeño espacio diario para limpiar los canales energéticos del cuerpo físico, entregarnos a la práctica con total presencia, vaciar el contenido mental y emocional del día. 

A través de éstas prácticas te invito a que lleves la intención a desintoxicar tu cuerpo físico, energético y mental. Nuestro cuerpo y mente son cómo una vasija que se llena constantemente. Es necesario limpiar esa vasija, primero tomando consciencia del contenido con el cual elegimos llenar esa vasija todos los días (desde el alimento, la información que entra por los ojos, las redes sociales, las noticias, pensamientos y emociones). Hay toxinas posturales, alimentarias, informáticas, ambientales, emocionales y mentales. Todo influye en el todo.

Les compartimos también ésta playlist de spotify: RELAJACIÓN DETOX. Esperamos que la disfruten. 

Guía la serie: Celeste Lusin.

Además, les comparto tres clases de series anteriores, para complementar las prácticas con algo mas Yang, activar el fuego interno, agni, (hacer clik sobre la palabra para ver más información).

Y les dejó una mini práctica de movimientos para el sistema nervioso y el cuello, que se suele cargar de toxinas posturales, emocionales y mentales.

Si pueden complementar las prácticas con la relajación final (si esa práctica no tiene) y una meditación en silencio, en lo posible con la columna erguida (pueden usar almohadón debajo de glúteos, pared para apoyar la espalda o hacerlo sobre una silla).

Para la meditación final, pueden elegir una de las canciones de la lista que le compartimos de spotify.

01. Hacer un chequeo-escaneo de todo el cuerpo. Sentir parte por parte, de los pies a la cabeza para generar liviandad. De la cabeza a los pies para enraizar.

02. Llevar la consciencia a la respiración, natural y espontanea.

03. Dirigir la respiración a la parte baja de los pulmones,  mantené tus hombros relajados. Si te sentís cómoda en la respiración, podes darle un ritmo:

Por ejemplo, inhalo en 4 segundos, exhalo en 6. No importan la cantidad de segundos, sino que mantengas siempre el mismo ritmo, exhalando en el doble de tiempo de la inhalación.

04. Sostené esa observación consciente de a poco. El primer día podes quedarte el tiempo de la canción más corta de la lista e ir aumentando el tiempo de permanencia de a poco.

Lo más importante es que te des un espacio de disfrute, quitándole seriedad a la práctica, pero con compromiso por experimentar los efectos de la misma.

Lo importante es la constancia, todos los días un poco. Les aseguro que ese pequeño espacio al día puede hacer grandes cambios. Somos las únicas responsables de cómo vivenciamos nuestras emociones, lo que nos sucede, lo que pensamos y hacemos.

En Yoga todo es uno. Mientras trabajamos nuestro cuerpo físico con consciencia, podemos potenciar cualidades mentales, si llevamos la atención a eso. Podemos limpiarnos de emociones viejas, identificándolas cuándo surgen y cuando nos dominan. Podemos elegir con soberanía sobre cada acto y sobre el curso que le damos a nuestra vida, desde un lugar cada vez más responsable.

¡Qué lo disfrutes!

Celeste.