SAKSHI. La consciencia testigo

 

Un factor clave para obtener los frutos de la meditación es el desarrollo de Sakshi, la consciencia testigo. La palabra Sakshi significa: ser testigo, una actitud imparcial ante nuestras emociones, pensamientos y emociones. Un proceso de desidentificación y desapego respecto a las propias vivencias. La consciencia testigo consiste en permanecer consciente de la independencia que existe entre el Yo Profundo y la periferia. Es recobrar un espacio de consciencia que no es afectado ni contaminado por los acontecimientos externos e internos.

Habitualmente nos identificamos con los pensamientos y las emociones y perdemos la conexión con el núcleo de Ser. Somos fácilmente arrastrados por la actividad desordenada de la mente, sin darnos cuenta de que nosotros no somos eso.

En la práctica, sakshi es el despliegue de una actitud de alerta y total presencia, una atenta observación sobre todo, pero sin involucrarse interiormente. Consiste en aceptar todo tipo de pensamientos, emociones y sensaciones, consciente de que todo eso son cosas transitorias que nos suceden, mientras que nosotros somos el aspecto permanente que observa y toma conciencia del fluir de ese proceso.

Cuando se desarrolla la consciencia testigo deja de estarse a merced de las tendencias y los trucos de la mente. Entonces puede comprenderse su dinámica y los condicionamientos que la esclavizan.

Establecido en la actitud de Sakshi estamos en una situación privilegiada; somos dueños de nuestra mente y logramos desenmascarar las tendencias bajas de nuestro ego. Se terminan desvaneciendo.

Para progresar en nuestra relación con el Yo profundo y con los demás, para crecer en la práctica de Yoga y Meditación, es indispensable desarrollar ésta actitud.

La consciencia testigo proporcionará una comprensión clara y objetiva del mundo que nos rodea y de nuestros procesos internos. Nos mantendrá en todo momento, conectados con nuestro centro, con el nivel profundo de la existencia.

Fuente: Danilo Hernández, Las claves del Yoga.

Juxtapoz Magazine - Geoff McFetridge_ Drawings for Nike SB Dunks, circa 2011 (1).jpg

No te apresures a creer en las proyecciones de la mente.
Tú no eres la mente.
No caigas bajo su hechizo.
La mente es una gran maga.
Ha hipnotizado 7 billones de seres humanos.
En el reino de la personalidad,
está llena de trucos y tiene el poder de provocar muchos problemas,
confusión, distorsión y delirio.
Pero tu poder es mayor.
Es el poder del Ser puro.
El poder de observar con desapego,
de reconocer que todos estos fenómenos son apariencias transitorias
y que uno mismo es el testigo sin forma,
más allá del tiempo y siempre perfecto.

Mooji